Juego y neurociencia (2/4) – Motivación

Las expectativas del juego pueden condicionar el interés y sus beneficios pedagógicos.

En este segundo artículo sobre la relación entre el juego y la neurociencia hablaremos sobre las recompensas y la motivación.

La neurociencia puede ayudar a comprender los efectos del juego, es entendiendo la gestión de las recompensas en la planificación del juego.

Según varios estudios, si a un niño se le motiva a participar en un juego mediante la entrega de un premio ajeno al juego (motivación extrinseca), este estará menos motivado que si se le motiva con el propio juego. En este caso, el factor motivador no es una consecuencia natural del propio juego. Esto no quiere decir que este tipo de motivación no mejore el proceso de participación y aprendizaje o que sea ineficaz. Según varios estudios la motivación intrínseca es mucho más eficiente.

Ejemplos de este tipo de elementos motivadores de manera extrínseca son:

  • Entrega de premios y recompensas.
  • Premiar a realizar actividades posteriores al juego.
  • Entrega de medallas.
  • ….

Por contra, si se le motiva con aspectos relacionados con el propio juego (recompensas intrínsecas) el interés por el mismo aumentará.

Según un estudio llevado a cabo en la Universidad Strathfield, “la motivación intrínseca favorece la aparición de serotonina en nuestro organismo, mejorando los procesos cognitivos y alivia el estrés”.

Ejemplos de este tipo de recompensas se consiguen promoviendo distintas acciones:

  • Animándoles a que cooperen para superar dificultades.
  • Potenciar la satisfacción por las actividades bien realizadas.
  • Poniéndoles retos dentro de la propia actividad que sean cumplibles y atractivos.
  • Haciendo que consigan sorpresas no esperadas como parte del juego.

Esto interés se logran porque una motivación intrínseca requiere de mayor autonomía, genera una mayor satisfacción y precisa creatividad para conseguirlos. Por este motivo, es necesario diseñar juegos que potencien estas experiencias.

Para concluir, podemos decir que la motivación será más eficaz cuando esté más orientada a potenciar la estrategia o el esfuerzo y menos si se centra en el resultado final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.