El Juego perfecto (6/6) (La evaluación)

Si  realizamos una actividad que no es evaluada posteriormente, perdemos una importantes oportunidad de aprender de nuestros errores y aciertos. Es necesario analizar aquello que hemos hecho desde distintos puntos de vistas, ya que ello implicará obtener una visión global de lo ejecutado. Los aspectos a analizar deberán ser variados y a su vez, cada uno ellos desde observarse desde distintos puntos de vista:

Imagen relacionada  Resultado de imagen de niños iconos     Resultado de imagen de papel iconos

  • La propia actividad ( ¿cumplió los objetivos? ¿fue bien explicada? ¿se desarrolló conforme a lo planificado? ¿resultó entretenida? ¿hubiera sido mejor ejecutarla de otra manera? ¿fue adecuada para su edad?…)
  • Los participantes: (¿Cómo participaron cada uno de los jugadores? ¿se involucraron todos en la actividad? ¿qué aspectos mejoraron tras su participación? ¿surgieron conflictos?)
  • Los directores: (¿participaron todos en su ejecución? ¿que aspectos habría que cambiar de cada director? ¿cuáles fueron los aspectos más positivos de cada uno? ¿qué rol asumieron cada uno?…)
  • La preparación de la actividad: (¿Hubo material suficiente? ¿el entorno era el adecuado? ¿fue suficientemente planificada?).

Resultado de imagen de evaluacion¿Quién debe evaluar? Obviamente a esta pregunta solo existe una respuesta posible: tanto los participantes como los directores del juego, ya que son todos ellos los que mejor pueden juzgar la correcta ejecución de cada actividad. En algunos casos, es interesante que exista una persona que esté observando la actividad sin tener ningún tipo de responsabilidad sobre la misma, ya que de esta manera podrá evaluarla de una manera más precisa.

Sobre la manera o método para realizar una evaluación, existen distintas alternativas:

  • Dinámicas que permiten analizar la actividad . Puede ver aquí varios ejemplos
  • Mediante cuestionarios que cumplimenten cada uno de los participantes .
  • Mediante reuniones des-estructuradas que permitan hablar libremente sobre cada actividad.

El resultado de la evaluación debería poder guardarse para que sirva a mejorar posteriores planificaciones y de esa manera, evitar errores futuros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *