Adaptabilidad de los juegos

El día de hoy publicamos un nuevo juego (pasar la frontera) muy conocido que sirve para mostrar la increíble capacidad de adaptación que tienen los juegos.

Como indicábamos en el artículo «El Juego perfecto (5/6) (La ejecución«, un juego no tiene porqué ejecutarse de la misma manera en la que se realizó en otra sesión educativa. Las circunstancias en las se desarrolla cada juego cambian inevitablemente: Los participantes son distintos, las motivaciones varían en función del grupo al que van dirigidos, el entorno nos viene impuesto, las edades de los chavales son diferentes, las personas de apoyo que dirigen la actividad pueden ser distintas cada vez y el juego tendrá que adaptarse a todas ellas….

Por este motivo, es importante tener en cuenta que una actividad lúdica tiene que considerarse que tiene una capacidad de adaptación innata a cada momento, a cada entorno y a cada contexto.

En muchas ocasiones, nosotros mismos nos obligamos a realizar un juego de la misma manera en la que lo hicimos en otra ocasión y eso nos limita en cuanto al desarrollo de nuestra creatividad y nos limita también la capacidad de potenciar el poder educativo del propio juego al no evolucionarlo y utilizarlo para experimentar distintas experiencias.

En el juego publicado esta semana: «pasar la frontera«, vemos que es un buen ejemplo para explicar este concepto de la adaptabilidad de los juegos.

Este juego tiene la flexibildiad de permitir realizar diversas adaptaciones que lo pueden convertir en uno de los juegos más interesantes a nivel educativo:

  • Permite adaptarlo a varias edades modificando el tipo de norma que les hace tener éxito en la prueba.
  • Su modificación permitiría adaptarlo a formar en distintas competencias académicas (forzando a realizar las preguntas en determinados idiomas, indicando que la solución depende de la utilización de determinadas estructuras utilizadas en clases de idiomas o en lenguaje, avisando que dentro de las preguntas han de indicar que son determinados personajes históricos que cumplen determinadas pautas…).
  • Reforzar la capacidad de decisión y colaboración en grupo indicando que antes de realizar una prueba deberán discutir las pautas para descubrir la lógica del juego.

En definitiva, lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de planificar una actividad lúdica/educativa a través de juegos es, no solo elegir o diseñar el juego que mejor se adapte a sus participantes, contexto, entornos y demás factores, sino también como adaptar ese juego para potenciar y mejorar su capacidad educativa.